Volver

Visita de Don Bosco a Los Condores

"EL PORVENIR DE UN HIJO, ES SIEMPRE OBRA DE SU MADRE"

Napoleón Bonaparte

A MADRE QUE ESCRIBE EN EL ALMA DE SU HIJO QUEDA GRABADO PARA SIEMPRE...

JUAN BOSCO hablaba de su MAMÁ y sus aprendizajes de esta manera: “Su nombre era Margarita. Siempre decía que no hay que desesperar, que hay que confiar en el Señor y que Él nos quiere mucho, que Él nos mira y nos cuida. Nos enseñó a disculpar, nos daba esos buenos consejos que toda mamá sabe dar. "¡Ojo con las compañías!" Ojo con quién te juntas!, ¡verdad que tenía razón! - Soporte muchas burlas y desprecios, Y con el tiempo me fui ganando amigos. Amigos de los buenos. Con el tiempo entendía que los amigos en la adolescencia son importantes. Pero más importantes es que sean buenos.

Lo más importante es que, lo que quise ser lo logré. En la ciudad, los chicos daban vuelta por todas partes. Se pasaban horas enteras charlando y planeando cosas no tan fáciles de contar y creer, siempre cerveza de por medio, por supuesto. A veces, me parecía que sus miradas estaban llenas de odio, pero en realidad, no eran de odio, sino de miedo. Descubría fácilmente que el mal se había apoderado de ellos, les quitaba el entusiasmo, las ganas de hacer cosas, el gusto por lo bueno. Nada los alegraba, no creían en nada ni en nadie. De vez en cuando, si sonreían, esa sonrisa no tenía nada que ver con la verdadera alegría.

¿Qué me quedó claro en ese momento? Lo mejor. Mi vida tendría que ser como una gran casa donde todos pudieran sentirse bien. Una gran parroquia para estos chicos sin parroquia, para que aprendieran a conocer y servir a Dios con alegría. Oh una escuela, que enseñe de tod ... Seguir Leyendo >>


Publicado el 09/03/2010

Ir a página: 1 2 3 Siguiente Inicio