Volver

asi confirmó la picada entre las dos camionetas, una Ford Ranger, y otra Toyota Hilux, lo que se repetía todos los fines de semana que se cruzaban en la vecina localidad de Berrotarán, donde la mayoría de los chicos de Los Cóndores iban al boliche.
«Había pica. En más de una oportunidad veníamos fuerte, y por ahí (Bossio) canchereaba. Manejaba con una mano, con un dedo. O apagando las luces por momentos», enfatizó Basualdo, que a raíz del siniestro vial de hace 7 años atrás quedó parapléjico de por vida, cuando apenas tenía 22 años de edad.
El testigo, que declaró en silla de ruedas debido a su situación de discapacidad, comentó que no había forma de desafiarse entre Bossio y Paredes. «Sólo era cuestión de cruzarse», indicó.
Basualdo reconoció que «no se respetaban las normas de tránsito», al punto que recordó que «una vez pasamos a un auto por la orilla».
Sobre la propia noche del episodio vial, el joven sólo recordaba que habían salido de Los Cóndores hacia Berrotarán. Desde entonces no hubo recuerdos sobre lo que pasó en el boliche, ni cómo fue el regreso al pueblo.
De ese aspecto hizo hincapié Jorge Maldonado, que también tripulaba la camioneta de Bossio esa trágica madrugada.
El testigo contó cómo las camionetas se iban superando a lo largo del trayecto por la ruta. «A Beltrame (que viajaba en el Palio donde hubo la mayoría de las víctimas) lo pasamos como si estuviera estacionado», recalcó Maldonado.
«No era una picada era una carrera», graficó. Según pudo él en el velocímetro llegaron hasta los 190 km/h reconociendo que tuvo tanto miedo ... Seguir Leyendo >>


Publicado el 11/09/2015

Ir a página: Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Siguiente Inicio