Volver

cera audiencia del juicio por la tragedia de Los Condores, el siniestro vial ocurrido sobre la Ruta Nacional 36 en noviembre de 2008 y que arrojó cuatro víctimas fatales y dos lesionados de por vida.
En primer momento el joven recordó haber evitado que su hermano subiera a la Ranger de uno de los imputados, y más tarde al narrar la dramática experiencia de llegar al lugar del siniestro y encontrar a sus amigos muertos.
La declaración de Liendo fue uno las más fuertes de las cuatro que se escucharon ayer en la Cámara Quinta del Crimen, que hoy tendrá como protagonistas a los peritos de Accidentología Vial, claves para determinar la mecánica y las circunstancias del siniestro vial que sacudió la localidad de Los Cóndores. Para la semana próxima se escucharían otros testimonios en el juicio penal, además de testigos por la demanda civil.
Se prevé que la etapa de las conclusiones podrían conocerse a mediados del mes en curso.
Cabe recordar que Gustavo Paredes (27) y Matías Bossio (28) están sindicados como supuestos autores del delito de “homicidio con dolo eventual”, “lesiones graves” y “lesiones leves”.

Manejaba muy rápido

Liendo contó ante el tribunal, presidido por el juez Guillermo Lucero Offredi, conocía que Bossio estaba alcoholizado esa noche. Lo había visto, primero en el asado por el cumpleaños de una de las víctimas Gonzalo Beltrame (18) y después lo había cruzado en el boliche de Berrotarán. Quizás fue el instinto o el miedo, o ambos a la vez, lo que lo llevaron a aconsejar a su hermano que no subiera a la camioneta del acusado.
«Sabía que manejaba muy rápido, y sólo correr picadas en la ruta», declaró el testigo.< ... Seguir Leyendo >>


Publicado el 11/09/2015

Ir a página: Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Siguiente Inicio